Últimos Títulos
0

Y España lloró.

dia de la hispanidad

Hoy por ayer, miércoles 12 de Octubre, celebramos la Hispanidad, Fiesta Nacional de España, que aunque todos sepamos, no viene mal recordarlo, fue elegida por la fecha cuando Cristóbal Colón por mandato de los reyes Isabel y Fernando de Castilla y Aragón, llegó a una isla del continente americano, Guanahaní, dando a su regreso a conocer por primera vez en Europa la existencia de un Nuevo Mundo.

Pareciera que el hecho no fuera tan trascendente para el mundo (sobre todo para algunos iletrados que fuera del contexto histórico analizan con la moral del sigo XXI,  lo acontecido en siglo XV) pero lo fue y no solo por Colón. Hasta entonces el mundo estaba conectado parcialmente, pero además de éste, en 1498, el portugués Vasco de Gama conectó Europa con la India y en 1522 Juan Sebastián Elcano circunnavegaría por primera vez el globo en tres años (1519-1522), y esta vez sí, logrando la interconexión del mundo. El día de la Hispanidad, el día de España, celebramos el germen de lo que hoy conocemos como nuestro mundo mundial, que diría Manolito Gafotas, y sí, estamos orgullosos de ser españoles.

Desde pequeño aprendí en la escuela a amar España, no por regímenes políticos ni adoctrinamiento moral o nacional. Mis maestros me invitaron a leer a los gallegos Rosalía de Castro o Eduardo Pondal, a estudiar a los catalanes Salvador Dalí o a Gaudí,, o al ya mencionado, Juan Sebastian Elcano, guipuzcuano o Pío Baroja y Nessi, original de San Sebastián, generación del 98 y exmiembro de la Real Academia de Lengua Española. Crecí amando la riqueza cultural, literaria, emprendedora, científica, deportiva, histórica…etc.

Ayer por hoy, miércoles 12 de octubre, celebramos la Hispanidad, Fiesta Nacional de España, después de mucho tiempo, llovía en todas las regiones, comunidades y provincias y pareciera no fuera casualidad, pareciera que España lloraba. La que ha sido nación de naciones, cuna de cunas, derrama sus lágrimas como aquella madre que en su cumpleaños no puede tener a todos sus hijos reunidos en la misma mesa.

EEUU o Alemania…alguna con miles de años menos de existencia, son estados federados, o Länders,… pero ambos tienen una diferencia con nuestra España, ante todo son Norteamericanos y Alemanes,  una sola bandera, una sola cultura y un solo propósito, sentirse y hacer sentir el orgullo de su país.

0

Menos deberes y más cenas

menos deberes y mas cenas

Diga usted que sí, el anuncio de Ikea, “menos deberes y más cenas”, es un claro ejemplo de cómo hay que hacer los deberes sencillos y sin agobios para el niño, sobre todo para un niño de Primaria que en el anuncio parece de segundo o tercer curso.

Pregunta de la madre: hay diez croquetas y nos corresponde un tercio a cada uno, ¿cuántas croquetas sobran?. Pues mire, el problema no crean es tan sencillo. Tal cual está formulada la pregunta, un tercio de 10 casi siempre es 3,3 con periodo, pero como son cuatro, faltarían al menos tres croquetas o dos si no contamos decimales. Si se refiere a croquetas por unidad indivisible, teniendo en cuenta que en la escena final, la de la resolución de las croquetas, aparecen cuatro personas y hay diez croquetas, efectivamente como dije antes, sobrarían dos croquetas, pero no les correspondería un tercio, si no un quinto y además me pregunto para qué habrá hecho las otras dos que sobran. Si lo que se pretende es repartir las croquetas por partes iguales, serían dos croquetas y media, un cuarto. Si se está refiriendo a un tercio de cada croqueta por cabeza…en fin, nadie durmió esa noche…ni cenó. Un maestro simplemente hubiera frito doce croquetas.

Cada cierto tiempo, cíclicamente, los deberes vienen a salir en los medios de comunicación, y casi siempre, el problema es de los maestros que mandan mucho, quizás los haya, pero para eso está la tutoría, las reuniones de padres, y el diálogo familia escuela que debiera ser el cauce para tartar esos temas si los hubiera, pero sobre todo el confiar en el docente, como se confía en cualquier otro profesional, que sabe cuándo, cuánto y qué mandar de apoyo a lo aprendido en clase para que nuestros hijos alcancen los objetivos que marca el curriculo y sin los cuales suspenderían, no porque lo diga el maestro, porque la ley así lo estipula.

Otra cosa, señores de IKEA, es la racionalización de los horarios en España y la conciliación de la vida familiar y laboral, cuestión política que es más difícil de abordar y criticar que echar las culpas a los de siempre. Por cierto, un amigo también cena croquetas, después de traer a sus hijos del inglés, taekwondo, natación y piano.

0

Eco, Narciso y Némesis

narciso_thumb

 

Eco era una ninfa de cuya boca salían las más bellas  palabras jamás nombradas. Hera, la esposa de Zeus, celosa de ésta, castigó a Eco quitándole la voz y obligándola a repetir la última palabra que decía la persona con la que hablara, incapaz de tomar la iniciativa en una conversación. No contenta Hera con ello, urdió un encuentro de ésta con Narciso, conocido por su arrogancia y soberbia y belleza que ignoraba los encantos de los demás, causando el desamor allá donde fuera. Un muchacho que también se había enamorado de Eco rezó a Némesis, la que arruina a los soberbios,  para que Narciso sufriera un amor no correspondido, pero tal era su soberbia que al no encontrar a nadie más bello que él, hizo que se enamorara de su propia belleza al verse reflejado en un río. Desesperado por no poder acercarse a su propio reflejo, se tiró al agua, muriendo ahogado, y en ese mismo sitio nació la flor que lleva su nombre.

De todos es conocido que la Mitología viene tanto a explicar a través de leyendas sucesos inexplicables, como servir de moraleja para temas cotidianos. Desde la explicación del Eco, un fenómeno acústico que repite machaconamente la última sílaba, hasta aquel cuya soberbia por su belleza y autoestima termina acabando con su propia vida, aunque ciertamente ayudado y traicionado por Némesis, que no es un Dios, resulta que es una Diosa, la de la Venganza, conocida por castigar la desmesura y la soberbia. Al menos, la muerte de Narciso,  hizo florecer una “nueva flor”.

Bueno, disculpen este lapsus mitológico, pero ante la ausencia de gobierno, sin presupuestos que negociar por impredecibles, y ante el parón generalizado que dura ya 281 días, a uno le ha dado tiempo a leerse toda la mitología griega y romana y algún libro, como el de  “La leyenda del ladrón” de Juan Gómez Jurado, que entre otras citas memorables decía: “Hay una diferencia entre participar e implicarse. En un plato de huevos fritos con chorizo, la gallina participa. El cerdo se implica.”, a lo que  yo apostillo, como consejo al cerdo, qué lista es la gallina, que sólo participando se quedará con la flor que dejará Narciso.

0

Himnos, pitos, banderas y Apocalipsis.

la la la

Qué se puede esperar de un país cuya letra del himno es un monosílabo, pegadizo desde que Massiel ganara Eurovisión, pero monosílabo al fin y al cabo. A nadie debe escapar  la paradoja que cada comunidad autónoma tenga su letra, reivindicativa, motivadora, emocionante…y sin embargo no seamos capaces de poner letra a nuestro himno nacional.

Cada vez que hay una final de Copa del Rey volvemos a las andadas, siempre y cuando participe algún equipo cuya comunidad autónoma tenga algún conflicto de pretendida independencia con el Estado. En esta edición hasta los jueces se han pronunciado, no por el himno, silbado, si no por las banderas. Imagino que los tiempos que corren y la situación política no habrán tenido algo que ver, pero resulta curioso que la justificación del juez sea la libertad de expresión mientras no genere violencia mientras la UEFA, que ya ha multado dos veces al F.C. Barcelona por las banderas, prohibe “El uso de gestos, palabras, objetos u otros medios para transmitir un mensaje no apropiado en un acontecimiento deportivo, especialmente mensajes que son políticos, ideológicos, religiosos, ofensivos o de una naturaleza provocadora”.

En fin, como reza en alguna disposición curricular para Primaria  de la República Dominicana :“Respetar y cuidar todo el conjunto de símbolos que nos identifica como país, himno, bandera y escudo, es una manera de amar y apreciar lo que somos como nación” así que la póxima vez que acuda a una final de copa, canten Paquito el Chocolatero y saquen la bandera del toro de Osborne (y así lo salvamos de las corridas como escudo nacional).

Lo siento, en este país de medias tintas y del sí y del no, y del todo vale porque nada vale, o  se respeta el himno o no hay himno, o tenemos cien banderas o solo una, pero esa tibieza ideológica me recuerda a un pasaje del Apocalipsis: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ­Ojalá fueses frío, ó caliente!. Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

O tenemos o no tenemos, o cantamos o bailamos la Sardana, pero decídanse, y actúen en consecuencia, porque los ciudadanos tampoco soportan (ni se merecen) a los tibios.

0

Y al séptimo, curso, descansó.

Así-en-el-cielo-como-en-la-tierra

Pues no, no hablo ni de Dios ni de la creación del mundo, hablo de cursos y de Primaria, porque no lo duden, después de este sexto – y después siempre viene un séptimo-, por fin todos descansaremos, familias, alumnos, directores  y docentes.

El mal endémico de nuestra Educación, y es de siempre, es el concepto. Cuando llegamos a cualquier Gobierno, en cualquier ámbito, no nos ponemos al servicio de la Educación, ponemos la Educación a nuestro servicio, no al personal, o al menos no se debiera, al de las siglas que nos dio la potestad, y así nos va. Las mal llamadas reválidas de sexto de Primaria -que al carecer de carácter académico, no son reválidas- es una buena muestra de ello. Las comunidades del PSOE, y alguna más, se oponen a ellas, es lícito, no les gusta la Ley, no es su Ley. Pero presentar oposición o no gustar es una cosa y otra bien distinta es incumplir, no la Ley de Educación, porque la Ley es la LOMCE, y la manipulación del lenguaje diera a entender que es la denostada, polémica y poco consensuada Ley educativa, sembrando la empatía entre sus contrarios, que somos la mayoría. Lo que se está incumpliendo es el Real Decreto 1058/2015, por el que se regulan las características generales de las pruebas de la evaluación final de Educación Primaria establecida en ….la LOMCE? no, en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, la LOE.

La diferencia no es pequeña, una Ley emana del poder legislativo, un Real Decreto del ejecutivo. Tal como señala la LOE en su artículo 21.2, el Gobierno establecerá los criterios de evaluación y las características generales de evaluación para todo el Sistema Educativo Español. Es decir, realmente la ley que se está incumpliendo es la LOE, de cosecha socialista, al desautorizar al Gobierno actual no cumpliendo dicho R.D. 1058/2015, que sí es de cosecha popular, pero las elecciones tienen estas cosas, uno legisla creyendo que ejecutará, y cuando no puede ejecutar, da igual contravenir lo que legisló.

Los Reales Decretos no se pueden ignorar o ningunear, es saltarse el orden constitucional, es ignorar al poder legislativo y al ejecutivo según quien esté y  es ignorar las bases de cualquier sociedad.

Que no le gusta… a mí tampoco, pero tenemos mecanismos para cambiar leyes y decretos, o a alguien se le ha olvidado para qué sirven las urnas, sí…eso llamado democracia.

0

La última lágrima.

el-mundo-del-deporte-muestra-sus-condolencias-ante-las-victimas-en-belgica

El infame atentado terrorista llevado a cabo en Bruselas vuelve a llenar los ojos de los europeos de lágrimas, que aún siendo el lugar lo de menos, no ha sido elegido aleatoriamente. No soy amigo de escribir sobre tan execrables actos, pues considero es también unos de los  fines último que se persigue por parte de los terroristas, influir a través del miedo en la ciudadanía de a pie, cambiar nuestros hábitos de vida, o simplemente dedicar algún tiempo a tan repugnante acto, llámense como se llamen, pertenezcan a una religión, a un movimiento o a una reivindicación, pues  por sí solo el medio deslegitima la causa y es ahí dónde creo radica la falta de solución.

Mientras se suceden tan abominables actos, nuestros responsables políticos, de toda Europa, buscan y rebuscan en el diccionario frases lapidarias y emotivas sobre la libertad, la justicia, la actuación conjunta y un final feliz a través de la unión, que ojo, bienintencionadamente buscan trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. Sin embargo qué se hace pasados tres días, dónde está esa unión, o mejor dicho, qué solución aceptada y consensuada por todos se adopta, y el problema es que no solo es Europa, el problema es global y sí es cierto, la solución global.

Sin embargo, qué se hace, pues más que adoptar castigos sumarísimos, – cuando un fundamentalista se inmola, es decir,  está dispuesto a perder su propia vida, no sé si es más conveniente que sea un héroe para ellos que un mártir contra nosotros – o empezar guerras, primero porque las guerras son entre países y el enemigo en este caso no es ningún país, lo que no quita el actuar conjuntamente en determinados países de todas las formas posibles, primero políticamente.

Pero lo importante es preguntar dónde están los musulmanes que no abrazan la violencia, dónde están esos millones de personas. Son los propios musulmanes los que deben salir a la calle, publicitar su mensaje de paz, influir en sus jóvenes y condenar dichos actos, por todos los medios y difusiones posibles, públicas y privadas, en mezquitas y en cadenas de televisión, y redes sociales, no nosotros, poca credibilidad para un radical podría tener un cristiano o un agnóstico.

Solo cuando acabemos con esa maldita radicalización extremista echaremos la última lágrima.

0

En primer lugar, la certidumbre.

images

No lo digo yo, lo ha dicho el señor Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo,  quien utiliza el término certidumbre para referir que en educación, a semejanza de la Constitución de 1978, que se hizo sobre la base del consenso y la perdurabilidad, lo primero es que cada nuevo gobierno no deshaga lo realizado por el anterior, por lo que propone un Pacto Nacional por la Educación, y a eso llama certidumbre.

Y es que el término certidumbre es de los pocos que tienen pocos significados más allá de certeza, que es el conocimiento seguro y claro de algo o la firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor de errar.

La idea de un Pacto Nacional por la Educación es buena, deseable  y necesaria, lo que me produce cierta “incertidumbre” o de futuro incierto, es que lleguemos al mismo,  visto lo visto tras las elecciones generales, y no solo eso, las posturas diametralmente opuestas, dígase laicidad, conciertos educativos, evaluaciones externas, filtros, accesos, asignaturas, años escolares o tipos de FP.

Actualmente y con certidumbre, lo único que podemos decir es que los resultados no nos acompañan, que los actores principales de los numerosos cambios legislativos en educación son los mismos que los que ahora proponen un futuro pacto y sobre todo que cada uno tiene un pacto propio. Certidumbre en cuanto al modelo educativo español, sencillamente no existe, tenemos diecisiete modelos, también sobre el régimen de nuestros docentes funcionarios e interinos, tampoco existe, pues no hay estatuto propio, ni certidumbre sobre el gasto público en educación, que depende del “gasto” del gobierno de turno, ni si quiera certidumbre de gobierno de turno a día de hoy, por no hablar del ejemplo, la Constitución del 78 que muchos abogan por cambiar.

En alusión a la célebre frase de Platón sobre Sócrates, “sólo sé que no sé nada”, si un Pacto Nacional en Educación  quiere transmitir certidumbre, lo primero tiene que ser creíble, es decir, transmitir credibilidad, no certidumbre, y mientras no sea así, sólo sé que no sé nada”, pero tú, tampoco.

0

Otra de la OCDE

El último informe de la OCDE titulado Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito, que se publicó ayer miércoles, analiza a los alumnos que no alcanzan un nivel básico de conocimientos en matemáticas, lectura o ciencia. Para centrarnos un poco, dichos datos están basados en las pruebas PISA 2012 de los alumnos con 15 años y como siempre salimos muy mal parados.

Lo que el informe viene a decir es que un estudiante socioeconómicamente desfavorecido en España tiene tres veces más probabilidades de tener malas calificaciones que otro no se encuentre en dicha situación, aunque creo que eso ya nos lo imaginábamos. Sin embargo, el dato que sí es importante es que más que invertir ingentemente es distribuir, allí donde y cuándo se necesite, es decir, que si encima España viene invirtiendo una media del 1.4% menos del PIB, que la media de los países de la Unión Europea en Educación, y sacamos estos resultados, apaga y vámonos.

Entre los numerosos  motivos que afectan a los resultados se encuentran: tipo de colegio, género, haber cursado preescolar y/o infantil, repetir curso, absentismo escolar, deberes, estructura familiar, programas de cualificación inicial, entorno urbano y rural, profesores y recursos.

De entre ellos hay varios aspectos que son cuanto menos chocantes. Uno de ellos es que es nuestros alumnos con bajo rendimiento dedican más tiempo a la semana a hacer deberes que sus vecinos europeos. El segundo establece una relación directa entre una mayor concentración de alumnos con bajo rendimiento, menos recursos educativos y menor número de profesores, además de la implicación de éstos en esas circunstancias. Recuerden que en España seguimos sufriendo la subida de horas en Secundaria para ahorrar docentes y vigentes los RD 14/2012 y el RD 20/2014 que han supuesto importantes recortes en la Educación.

En fin, cada día se hace más urgente un Estatuto que sirva para dignificar la función docente y para mejorar las condiciones laborales y sociales del profesorado, precedido de una reformas que necesita nuestro sistema educativo consecuencia de un Pacto Educativo que de estabilidad y cohesión al sistema educativo que no busque resultados cortoplacistas o ideológicos.

Etiquetas:
0

Deshojando el libro blanco.

Bueno, parece que el famoso libro blanco va tomando forma y ya conocemos el primer esbozo. Al parecer el eje fundamental va a ser diseñar una carrera profesional que atraiga al 30% de los mejores expedientes a través de tres vías, académica, de gestión y de progreso en el desarrollo del trabajo.

En la primera, la académica constaría de las siguientes escalas: profesor, catedrático, tutor de formación, asesor didáctico, dentro de la Inspección, formador de profesores y catedrático de las facultades de Educación. La gestión docente tendría los puestos de profesor, director, inspector de gestión, formador de directores, asesor de gestión en las consejerías y director de recursos humanos. Por último, el progreso en el mismo puesto de trabajo, comprendería el reconocimiento económico vinculado a la evaluación y a la formación. Y no se acaba ahí, además del MIR para futuros docentes, también se piensa crear Centros Superiores de Formación del Profesorado y según Marina, debido al fracaso de los CPR (Centros de Profesores y Recursos), una red eficiente de alto nivel de centros de formación permanente, además de profesionalizar el cargo de Director.

Sinceramente, si fuera ajeno al gremio creería que los docentes actuales ni sacaron buenas notas, ni se forman, ni se implican, precisamente lo contrario a la realidad.

Nuestros docentes tienen entre una y dos carreras, muchos de ellos, algún máster, y ahora el B2, de su bolsillo y esfuerzo. Como mínimo han realizado 1400 horas de formación, en didáctica de idiomas, ofimática, redes, nuevas tecnologías, convivencia, etc., con sobresalientes en sus expedientes y la mayoría con un requisito que no contempla y es el único necesario, que si hubiese dado clases en los centros sabría, la vocación.

Tráigame señor Marina un 30% de vocaciones y no de notas, evalúe las políticas, que son las que fracasan, y no a quien obliga a llevarlas al aula, no recorte un 94,34%, la partida de formación del profesorado en los presupuestos generales, si quiere vincular formación y evaluación a salario, por contra, reconozca, valore y defienda al docente, páguele como se merece y desvincule la política, no los políticos, de la educación y verá como solos empiezan a escribirse los libros blancos de la educación.

0

Cómo se evalúa una profesión

La evaluación docente está de moda, el filósofo y pedagogo, ahora metido a gurú educativo, J.A. Marina, ha sentenciado que “Los buenos profesores no pueden cobrar lo mismo que los malos“, y como se pretendía, toda propuesta que salga por su boca, aunque el encargo sea “popular”, ya va revestida de cierta aureola de credibilidad, aunque en este caso, no exenta de demagogia.

Si usted quita la palabra “profesores” y pone cualquier trabajo, la máxima sería siempre cierta. Otra cosa, recurso muy usado entre populistas, es utilizar una frase inequívocamente veraz acompañada de otra no tanto pero que juntas, hacen parecer ambas inequívocas. La frasecita, titular en todos los medios, se vincula, no ya a la evaluación del profesorado, que pudiera ser una evaluación objetiva de la labor docente, voluntaria y vinculada a un reconocimiento salarial específico, sino, y ahí está el trasfondo político y poco filosofo-pedagógico, el de cobrar según resultados académicos del centro, pero también defiende que los directores puedan escoger parte de su plantilla funcionarial. En definitiva, los puntos más polémicos de la LOMCE pero disfrazados de una cara amable y un currículo mediático.

El trasfondo es lo peor, cómo evaluamos una profesión, a un médico por recetas,  desviaciones a especialistas, curas o fallecimientos, o a un dentista, por extracciones e implantes, o precisamente porque ningún cliente necesitó nunca de ello, al cartero por número de cartas o al bombero por incendios. No, en “Una forma de resistencia” de Luis García Montero, se dice que “Aunque el sistema sea culpable, no acapara la culpa”, y Marina como buen filósofo y ahora trabajador a sueldo, sabe ante la ausencia, que alguien debe cargar con la culpa y siempre es más rentable culpar al asalariado que a la parte contratante de la parte contratante, que por cierto es quien paga y la filosofía sin pan es pura física.

Me gustaría saber cómo se evalúa el desarrollo integral de un niño, crear y desarrollar mentes abiertas, el espíritu crítico, la sociabilización, el desarrollo, trabajo personal, esfuerzo, la satisfacción del ser y el pertenecer, el cariño, la amistad…

Como decía Obama, persona también conocida en algún medio de comunicación: “Mis profesores me inspiraron para abrir una ventana a aspectos del mundo sobre los que nunca había pensado antes. Y esas no son el tipo de cosas que se pueden medir fácilmente marcando una X en un test”.