Archivo Arsenico

0

Réquiem por una mortadela

 

Mientras el charcutero del barrio yacía con una angina de pecho frente al televisor, cientos de gorrinos celebraban “el día de la liberación” observando cómo los pavos corrían a esconderse antes de lo habitual, y las vacas, vestidas de azul, parecían todas sacadas del anuncio de Milka, la vaca que ríe, sin olvidar el aumento de solicitudes de “extras” en los portales vivientes en el sector bovino. Ni George Orwell, habría imaginado una rebelión en la granja de tamaña dimensión.

Ni cerdo, ni vaca, ni cordero, ni cabra ni cabrón (como mamífero rumiante ovino, macho, de cuerpo esbelto… y hoy muy feliz), y es que el anuncio de la OMS ha vaciado mi frigorífico, que ahora más parece un boceto embrionario de Van Gogh, entre el naranja de las zanahorias, el rojo tomate y el verde lechuga.

Sin embargo no sería la primera vez que la OMS mete la pata en forma de alarma social, por decir sin decir, o no decir… diciendo,  tipo gripe A u hortalizas y la E. coli, vacas locas, etc. . Lo único cierto es que la prudencia y el comedimiento no es una virtud de la OMS. La ciudadanía, sensible con estos temas no necesita alarmas, si no información veraz, inequívoca y traducida a un lenguaje llano y coloquial. Pero no solo es la OMS, la asociación Foodwatch avisa ahora que los alimentos contenidos en caja de cartón  son cancerígenos y susceptibles también de provocar perturbaciones en el sistema endocrino y alteraciones genéticas pues están contaminados por hidrocarburos o derivados del petróleo nocivos para el ser humano, …e imagino que también para otras especies, digo yo.

El asunto es que cada vez da más miedo ir al supermercado, que si cuántas “E”- 330, 451, 357…conservantes, colorantes, ácidos y un sin fin de sustancias no propias del alimento nos encontramos, pero si les digo la verdad, lo que más me molesta es que si todo esto es verdad, por qué no hacen el estudio antes (y los prohíben) y no después, de haberlos consumido.

En fin, mantengamos la calma, que cuando tu abuela con 92 años te saca un pincho de chorizo y una tapita de jamón, de aquí, del pueblo, tan malo no será.

0

…oño con moño y olla con…

leones

 

Vaya con el vocabulario que se gastan algunas de nuestras diputadas en el congreso. Por si alguien no sabe de qué hablo, la diputada del grupo Mixto por Amaiur, Enbeita, en la votación secreta sobre la reforma del aborto, concluyó su razonamiento y exposición con una frase lapidaria un tanto fuera de tono, “En mi coño y mi moño, mando yo”.

No es que menosprecie que una representante del pueblo se exprese libremente y en lenguaje digamos-por no ser descortés- “popular”, lo que me llama la atención es la poca relación que tienen tanto el peinado y el aparato genital femenino con la ley del aborto, ya que el uso y disfrute no te exime de la responsabilidad contraída. Ciertamente y aparte de lo censurable del lenguaje, limitar el debate del aborto a una cuestión exclusivamente sexual, me parece ante todo una falta de respeto hacia las propias mujeres, a las que no debe ser tan fácil, como a nuestra diputada, adoptar dicha medida pues seguramente venga acompañada de situaciones personales muy dolorosas.

En fin, sigamos con el lenguaje. Otra perla, esta vez de la diputada de CUP Isabel Vallet, en referencia a las dudas de los empresarios alemanes con la independencia de Cataluña, al decir que a su formación “se la trae floja” lo que digan, porque quien “tiene que pronunciarse y decidir es la población catalana”. Y es que ¡cómo está el patio!, parece que últimamente cala hondo el más puro estilo Camilo José Cela –por la presunción de personas cultas a aquellas que obtienen un escaño- con la diferencia que éste fue un genio y sus discípulas, me temo, han sufrido de un ataque de “genio”.

Mala cosa que nuestros dirigentes políticos se acostumbren a dirigirse a los ciudadanos con este tipo de vocabulario, alguno puede confundir incluso el congreso con algún episodio de aquí no hay quién viva, la que se avecina, me cambio de familia…, dónde encajarían frases tan famosas de la serie, Soria con la electricidad y el “te subo las cuotas”, Bárcenas y  Cospedal y el me minas la moral, o Rajoy con Más y el somos leones o huevones.

Mientras todavía resuena el oño con moño de Enbeita, Vallet responde a los alemanes que donde tengan la olla no metan… qué país.

 

0

“La Ley del Silencio”

Paradójicamente en un gobierno de izquierdas al que se le presupone la chaqueta de pana con coderas y la defensa de los intereses del trabajador u obrero (Partido Socialista ¿Obrero? Español) asistimos perplejos a la versión moderna de la película dirigida por Elia Kazan , más conocida por el impresionante papel realizado por Marlon Brandon y Karl Malden, “La Ley del Silencio”.

Dieciocho meses, año y medio, lleva nuestro Gobierno sin convocar la Mesa Sectorial de Educación con el beneplácito y silencio de los sindicatos llamados de clase, los mismos que aceptaron y negociaron el Estatuto Básico del Empleado Público que contempla la creación de Mesas Sectoriales, tanto en el ámbito estatal como en el autonómico, lo que se ha hecho ya efectivo en la gran mayoría de las Administraciones Educativas Autonómicas. El Capítulo IV, del Título III de la Ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público reconoce el derecho a la negociación colectiva, representación y participación institucional y el derecho de reunión de todos los empleados públicos, siempre y cuando el Ministerio de las Administraciones Públicas ( el Gobierno ) lo considere necesario y a petición de las centrales Sindicales representadas en la Mesa General de Administraciones Públicas, “esas” que lo están no solo por resultados electorales, también por aglutinar a más de un sector. Como ejemplo, basta decir que otros sindicatos sectoriales y exclusivos obtienen mejores resultados en Educación a nivel nacional que dos de los tres representados en dicha mesa pero sin embargo no pueden formar parte de la misma al defender exclusivamente al docente.

Los funcionarios docentes somos el sector con mayor número de funcionarios, 500.000, o lo que es lo mismo, medio millón de almas. Con anterioridad a las elecciones generales, el Gobierno prometió retomar el Estatuto de la Función Pública Docente y constituir la Mesa Sectorial de Educación inmediatamente después de conocer el resultado de las mismas, promesa incumplida, como tantas otras, cuando se trata del funcionario docente y consentida por aquellos que supuestamente deben defendernos ante la patronal.

No constituir dicha mesa significaría apartar del derecho a la negociación colectiva y de sus condiciones de trabajo a un importante número de funcionarios públicos, como es el caso del colectivo de funcionarios de los diversos Cuerpos docentes además de reducir a su mínima expresión el movimiento sindical activo y real, aquel que baja a la arena y huye de observar la batalla desde el trono del César.

El movimiento Sindical, por desgracia, pasa por sus momentos más delicados  y no es de extrañar, carteros y maestros que se disfrazan de médicos para protestar en la calle, sindicalistas con medallas, altos y bajos, que salen a la calle predicando micrófono en boca “no olvidéis al obrero” pero son los mismos que aplauden a sus patrones y firman aquello que se les pone por delante y en parte corresponsables de dichas actuaciones y que por temor a perder su monopolio exclusivo observan impávidos como las distintas mesas sectoriales no son convocadas aportando su granito de arena a la Ley del Silencio que vivimos y padecemos. Es mejor hablar del “trabajador”, ya que así no necesito aportar soluciones, sólo quejarme, que del albañil, maestro, médico o profesor donde sí debo hacerlo. 

Habrá que desempolvar banderas y chaquetas de los sesenta y salir a la calle o convocar huelgas como hace años, “o solo 6 años” como aquellos que despiertan cuando pierden la voz de su amo ya que ningún perro muerde la mano que le da de comer.

 

0

Montero contra Fortes y la libertad de expresión

 

Lorca sigue levantando pasiones y no solo tumbas. Dos ilustres profesores de la Universidad de Granada han demostrado que sigue muy vivo, quizás esas tumbas abiertas por Garzón consigan el fin contrario al deseado (o al menos anunciado de cerrar heridas) de tornar la España del siglo XXI a la Verona del siglo XIV y revivir el odio de Montescos y Capuletos.

 

La noticia “objetiva” es sencilla, dos profesores discuten en un departamento de la Universidad de Granada y a continuación uno de ellos escribe en un medio de comunicación nacional, con el que colabora, ciertos calificativos a su compañero de los cuales cito alguno: “a las teorías de un profesor perturbado de la Universidad de Granada, José Antonio Fortes” ó “quizá sea hora de que la Universidad de Granada ponga a este perturbado en su sitio. Sólo así salvaremos, con prudencia y con firmeza, la libertad de expresión” también es digna de mención su afirmación “Soy contrario a limitar la libertad de expresión de los tontos indecentes, porque cualquier recorte puede abrir el camino a la censura injustificada y al control del pensamiento”.

 

El motivo de la disputa al parecer, y según Montero, es que Fortes defiende que Lorca era falangista. Tras la publicación del artículo de Montero, Fortes se querella y el articulista y poeta es condenado. A raíz de la condena se monta el circo mediático, al que por desgracia nos estamos acostumbrando demasiado, con el único fin de “concienciar” a la sociedad. Todos los “defensores de Lorca”, quiero decir los defensores de hacer suyo a Lorca como mártir de la Izquierda y defensores y compañeros de Montero se han puesto el mono de trabajo para defender a uno de los suyos, al pobre “defensor de Lorca que como poeta y humano ha perdido la paciencia por culpa de un perturbado y así, con un manifiesto público se pretende defender aquello que difícilmente tiene defensa los conocidos Benjamín Prado, Miguel Ángel Aguilar, Miguel Ríos, Mariano Maresca, Juan Vida, Caballero Bonald y Joaquín Sabina,

 

 

Iñaki Gabilondo, imparcial donde los haya, da la noticia diciendo “entre otros delirios el profesor decía que Lorca era fascista, el poeta Montero perdió un día la paciencia por defender a Lorca y lo insultó” todo ello acompañado del testimonio de dos ex alumnos y me pregunto yo ¿por qué no alumnos?. Veamos pues qué dice entre otras cosas el “Colectivo de Alumnos de la Universidad de Granada” en carta remitida al País:

 

La demagogia trastoca los términos. Los poderosos, hoy como siempre, se expresan libremente porque tienen el poder para hacerlo, reclaman desde su puesto y lugar social, hoy como siempre y siempre igual, que se apaguen las voces de los que, siempre como hoy, han sido silenciados. Lo hace el senador Fraga Iribarne inaugurando el curso en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada al tiempo que da lecciones de democracia. Lo hace el catedrático de la misma Universidad, profesor García Montero, pidiendo, en nombre de la libertad de expresión, que sean censuradas aquellas opiniones que a su sumo juicio se tornan barbaridades, perturbaciones de un idiota, que no se ajustan a su verdad establecida y oficialista y que por ello no son rentables ni comercial ni ideológicamente. Las arcas públicas no pueden permitirse la disidencia y los guardianes, en nombre de la libertad de expresión, actúan en consecuencia”.

 

Y concluye diciendo: “La libertad es una tarea de todos. La conquista de libertad, también de la libertad de expresión, no debería nunca actuar como máscara de disputas personales y, menos aún, encubrir la más cruda lucha ideológica, la que enfrenta los términos pensamiento único frente a pensamiento crítico. El pensamiento crítico no espera, como no esperó nunca, el reconocimiento académico sino la reconstrucción de la historia que aún esta por hacer. En este sentido agradecemos al profesor Fortes su verdadero atrevimiento, el de pensar y, lo que, a tenor de los hechos y sin duda alguna, resulta hoy aún más peligroso, atreverse a pensar la literatura”.

 

 

Esta Juventud cada día me gusta más y me gusta porque la mayoría de las críticas salen de movimientos juveniles de izquierdas, pero de la izquierda de verdad, aquella que no es hipócrita, la que defiende la justicia social ante la injusticia y la que aborrece cualquier abuso de poder que provenga de los poderosos y pseudo- progres que al fin y al cabo no se diferencian de la antigua derecha salvo en el disfraz de izquierdas.

 

Hoy 13 de Noviembre los sindicatos de estudiantes están en la calle ¿Educación para la ciudadanía para nuestros jóvenes? Más vale que las clases las reciban otros, aquellos que pierden la educación intentando ser más “ciudadano” que otro  amparándose en los poderes mediáticos y creyendo que tienen la verdad absoluta y eso les da licencia para insultar, degradar e intentar a través de un grupo audiovisual expulsar a un compañero de su puesto de trabajo por rencillas personales.

 

Me es indiferente quién tenga razón lo que puedo asegurar es quién la tiene:  "El señor García Montero está perfectamente legitimado para criticar las clases y las ideas de Fortes, para defender la imagen de Lorca y Ayala y para mostrar su abierto desacuerdo con su compañero de departamento. Por supuesto puede aprovechar sus artículos en EL PAÍS para defenderse a su vez de los ataques y críticas a él mismo y a su familia por parte del profesor Fortes, pero lo que no puede es recurrir al insulto y a la descalificación gratuita".  El juez Miguel Ángel Torres en su resolución

 

0

El teléfono de la vergüenza

 

Vergüenza social es el sentimiento que produce los datos ofrecidos por el Sindicato ANPE y recogidos por RTVE a través del teléfono del “Defensor del Profesor”. Las llamadas ascienden a TRES MIL QUINIENTAS y en cuanto a tipología los casos atendidos varían entre los problemas para dar clase (40%), las agresiones de alumnos hacia profesores (8%), el acoso y amenazas de alumnos (17%), las grabaciones, fotos, internet (6%), los daños causados a propiedades o pertenencias (5%), agresiones de padres o familiares (3%), el acoso y amenazas de padres (15 %), las denuncias de padres (24 %) y sus presiones para modificar las notas (3 %) y por último la falta de respaldo de la Administración (11%). Se observa también un repunte de los problemas derivados de la actuación de los equipos directivos de los centros apareciendo algunos casos de mobbing.

No quisiera dramatizar la situación del profesorado Extremeño pues es cierto que no somos la Comunidad más afectada en cuanto a violencia de alta intensidad (al menos este curso) pues el anterior tuvimos que lamentar episodios realmente bochornosos contra los docentes aunque sí quisiera alertar sobre la violencia de baja intensidad aquella que no constituye delito pero que administrada a diario causa el daño más doloroso y difícil de sanar, el psíquico.

 

Cuando una persona ajena a la docencia lee o escucha “los alumnos no nos dejan dar clases” automáticamente piensa en un “angelito enredando” o el típico “enreda” como se dice en Extremadura, eso en el mejor de los casos, en el peor responde “para eso te pagan”. Ahora imagínense a un albañil poniendo ladrillos y tal como los pone un “angelito enreda” se los quita, un día y otro y otro (bueno en este caso no creo que después del primer ladrillo al angelito le quede ganas de quitar otro). A algunos padres y madres de sus hijos incluso a algún hijo de su madre y de su padre me gustaría atendiera alguna de las llamadas que por desgracia recibimos para que puedan comprobar el dolor que produce esa violencia de baja intensidad, adultos llorando como niño, temblor en la voz, silencios espeluznantes, desesperación, fobia social (como enfermedad) personas como cualquiera que sufren 24 horas al día y con ellas sus familias y que por temor a perder su puesto de trabajo y el pan diario no abandonan la docencia.

 

Esta violencia de baja intensidad se refiere a los problemas para dar clase, el acoso y amenazas de alumnos, las grabaciones, montajes con photoshop, los daños causados a propiedades o pertenencias, el acoso, amenazas y denuncias de padres y sus presiones para modificar las notas.

 

Solo buscando la raíz del problema podremos solucionarlo y la raíz del problema es social y no individual, si intentamos solucionar cada caso individualmente no solucionaremos el problema, muerto el perro no se acabará con esta rabia otrora debemos erradicar primero la rabia para que ningún perro se vea infectado.

 

Obama, en una de sus intenciones (por ahora todas son intenciones) quiere reformar totalmente la Ley Educativa de su país, exigir más a los docentes pero también reconocerle más su labor y como todo en USA, el reconocimiento social, pasa por tu nivel adquisitivo (en USA un “negro” deja de serlo hasta que cobra igual o más que un blanco, entonces te llaman afroamericano u hombre de color, aunque el color sea negro) así ha prometido que un docente estadounidense cobrará “100.000” dólares anuales lo que supone aproximadamente 800.000 euros que dividido en 14 pagas salen unos 5.300 euros al mes y unas extraordinarias de “Ministro”.

 

España no es USA, aquí además de reconocer económicamente al docente y equiparar los salarios de las diferentes comunidades autónomas necesitamos transformar a la sociedad y eso sólo se conseguirá si nuestros políticos y medios audiovisuales conciencian del problema endureciendo las normativas sobre convivencia escolar y su  aplicación, amparando legalmente al docente, pues cualquier ataque a un funcionario docente es un ataque contra la Administración,  cambiando el modelo educativo, reconociendo las enfermedades profesionales, formándolos para la resolución de conflictos incluyendo formación inicial y continua como primer paso para poner solución a las situaciones de violencia escolar, responsabilizando a los padres de la educación de los hijos colaborando con los profesionales y sobre todo con un cambio radical político y social de valoración y respeto al profesorado que penalice las agresiones y amenazas así como las denuncias infundadas a las que muchos docentes tienen que hacer frente.

Esperemos que el recibo de teléfonica nos cueste menos a los docentes a partir de ahora porque si no vamos a tener que pedir la portabilidad pero a la USA de Obama.

0

Crucifijos

 

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Valladolid obliga a un colegio público a retirar los crucifijos de sus aulas y espacios comunes, después de que un grupo de padres así lo demandaran en 2005.

 

En estos casos lo que debería primar es el sentido común, la convivencia y el respeto a todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa. Con esto no quiero decir que los padres demandantes no tengan razón, es más, si creen que atenta  contra su libertad de conciencia están en su derecho. Otra cosa sería la cruzada anticatólica que ciertos colectivos vienen desarrollando de un tiempo a esta parte en aspectos más simbólicos que reales faltos de escrupulosidad en la elección de sus demandas. En un centro público y/o concertado, por ejemplo, si no hay petición expresa de ningún padre/madre no existe obligatoriedad de quitar nada ya sentencia se basa expresamente para ese centro y por petición de unos padres, además no podemos olvidar que la Declaración de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, en su artículo 2, 1 establece que el artículo 18, además, indica que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”. El artículo 30, que cierra la Declaración de Derechos Humanos, prohíbe que se interpreten estos derechos en el sentido de que se confiera derecho al Estado para realizar actividades o actos que tiendan a suprimir cualquiera de los derechos proclamados por la misma Declaración.

 

Si se reconoce a España como un Estado Laico, que por ahora es aconfesional, no sólo serían crucifijos lo que habría que quitar, la cruz sería lo de menos. Qué tal si empezamos por las vacaciones, los días laborables son los días laborables pero por qué en esa fecha “católica” y no en otra…Navidades, Semana Santa, Inmaculada…Reyes (no sé el número de laicos que habrá pero en Carrefour ya se están frotando las manos por los no laicos y laicos no practicantes).

 

Imagino que cualquier acto Navideño también estará prohibido en ese centro, como también imagino que si la comunidad china celebrase el nuevo año con dragones en el colegio, o la musulmana el ramadán con sus trajes típicos celebrando la circuncisión,  los mismos que ahora se rasgan las vestiduras, celebrarían la multiculturalidad.

 

Ser  un Estado Laico es algo más que quíteme usted de ahí ese crucifijo o modas y/o modismos, tendencias o corrientes puntuales (además de no presidir en calidad de puesto político acto religioso alguno).

 

0

El hombre, el lobo y viceversa.


Allá por el siglo XVII, Thomas Hobbes, en referencia a la cita de Plauto “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit, sentenciaba, “homo homini lupus”, el hombre es un lobo para el hombre.

 

En los casos de acoso escolar incluso hablamos de manadas de lobos, púberes desalmados amparados en el silencio de sus víctimas que callan por temor a represalias o por no divulgar aún más la vergüenza y el ultraje de las vejaciones recibidas.

 

El aula y el centro escolar suele ser el sitio, aunque no el exclusivo, donde estos cobardes disfrazados de valientes cometen sus fechorías, pero en un centro escolar también conviven, docentes, profesores, tutores, orientadores… y son ellos, los encargados de velar por erradicar la antropofagia entre sus alumnos.

 

Hoy los tiempos han cambiado, las nuevas tecnologías y el fácil acceso a las mismas pueden convertir a cualquier infante en Coppola, lástima que por ahora esa afición se ve limitada a grabar bofetadas, peleas, acoso, vejaciones, etc. Hace no más de un año recuerdo que en el centro de Primaria donde impartía docencia, un alumno con fama de conflictivo no sólo llevaba móvil, prohibido por el Consejo Escolar del centro según la circular de la Dirección General de Calidad y Equidad Educativa relativa al uso de teléfonos móviles en el interior de los recintos escolares (14 de marzo de 2006), además se negaba a entregarlo a la Directora del Centro, al Jefe de Estudios y a la Tutora, su explicación era la siguiente: El teléfono me lo ha dado mi padre para que lo lleve encima y no me da la gana de daros el móvil. Tras mucha charla educativa y respuestas soeces por parte del alumno conseguimos que nos diera el móvil, sólo después de hablar con el padre de la criaturita y dejarnos bien claro que “esto lo iban a saber muy arriba”.

 

En el caso de lo acontecido en el Colegio Suizo de Alcobendas si ha habido negligencia real por parte de los profesores me parece correcta la sanción pero quizás deberíamos hacer un análisis más profundo y reconocer que el docente ha perdido la autoridad que tenía. Si justo es sancionar al docente justo es admitir que a veces el temor de los mismos a sus alumnos y familia, imposibilitan mantener el orden en las aulas.

 

El Defensor del Profesor recoge que el 6% de los casos son debidos a filmaciones efectuadas por los alumnos a profesores. El docente necesita ser considerado autoridad pública dentro del aula y durante el ejercicio de sus funciones y no solo cuando es agredido. Lo necesita el docente, los alumnos, sus familias y la educación actual.

 

Como decía Francis Bacon: “Iustitiae debetur quod homo homini sit deus non lupus”, a la justicia es debido que el hombre sea un dios para el hombre y no un lobo.

 

 

0

Santificará el bonobús


 


A favor o en contra pero a “Dios” le ha venido Dios a ver. En primer lugar es curioso que se utilice a Dios y no a la religión y/o religiones, así, C. Marx decía “la religión es el opio del pueblo”, sin especificar, en todas las religiones existe un Dios o profeta sustituto sobre el que girar. Ahora bien, si la campaña no es anticristiana, que podría serlo y siendo bien pensado, deduciríamos que el eslogan hace referencia al sentir de C. Marx, es decir, a las religiones monoteístas donde deberíamos incluir no solo al cristianismo y todas sus variantes, Catolicismo Romano y Ortodoxo, Luteranismo, Anglicanismo, los Bautistas, el cristianismo fundamentalista, el pietismo, el evangelismo, el pentecostalismo o el movimiento de santidad, además de las no cristianas, el judaísmo, el islamismo y quizás el zoroastrismo o mazdeísmo, pero mucho me temo que no, ese “Dios” suena al Dios Europeo, al del Vaticano o al de Canterbury.


 


Imagínense un autobús con el eslogan “Posiblemente Alá no existe”, en primer lugar habría que buscar un conductor que no supiera leer pues de hecho contrario ni se acercaría y en segundo lugar los pasajeros optarían por el coche, taxi, bicicleta o burro, cualquier cosa con tal de no viajar en un medio susceptible de ser apedreado, quemado y/o inmolado, además de incluir a los responsables, en este caso a la periodista Ariane  Shane y a la asociación atea inglesa, en la lista de pasajeros con billete sólo de ida al paraíso.


 


La campaña “Dios probablemente no existe. No te preocupes y disfruta de la vida”, es en sí la antítesis de una campaña, decir que “probablemente no existe” es admitir que puede existir y generar la duda no es precisamente una de los objetivos de la campaña.


 

 

La segunda parte tampoco es para tirar cohetes, qué tiene que ver que creas o no en Dios para disfrutar o dejar de hacerlo y quizás más preocupado esté el que se preocupa de convencer a los demás de no creer que aquel que cree y puedo decirlo por experiencia propia: contrariamente a lo que algún “iluminatti” pueda pensar , ni voy a misa ni me he preocupado nunca de ir y por supuesto no he hecho ni he dejado nada de hacer condicionado por que crea en Dios, que sí creo, disfruto de la vida porque siempre hago lo que dicta mi conciencia, ni más ni menos, consciente de que mi libertad comienza donde acaba la del resto, no soy un buen católico y mucho menos practicante y sinceramente me importa bien poco que el resto lo sea, el valor de las personas, su integridad y ética moral me parecen “valores” más a considerar que el simple hecho de acudir  semanalmente a santificar las fiestas o perseguir una imagen el día de la patrona a 100 metros por hora con la única finalidad de ver y ser visto, como alguno y alguna que conozco, aún así creo en Dios y ni me avergüenzo ni tengo por qué justificar la creencia. El autobús me parece más una broma de mal gusto que califica a ciertas personas que por muy ateos o agnósticos que se declaren actúan como la iglesia más rancia de otros tiempos y regímenes, la misma que es objeto de sus iras.


 


 

La pretendida campaña ha causado el efecto contrario y hoy se habla más de Dios que nunca, del respeto a los demás y de los autobuses, aunque el verdadero fin de la campaña ha dado sus frutos, publicitar a cuatro ciudadanos ingleses con afán de protagonismo para poder contar a sus nietos que un día salieron en televisión y así trasvasar la barrera que diferencia a los hombres sin nombre de los hombres con nombre a los que algunos medios elevan a los altares pues al parecer no solo se es Dios en el cielo, alguno pretende serlo en la Tierra. 
 

0

Calendario y Conciliaciones


 


La decisión de Andalucía y el estudio de Cataluña de adelantar el curso escolar al 7 de Septiembre no deben pasar desapercibido por parte del resto de comunidades pues conocido es el dicho: cuando las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojar.


 


Tampoco es que tenga mucho sentido educativo el adelanto de las clases, sí lo tiene asistencial, es decir, en este país donde continuamente se mezclan las churras con las merinas, la educación se ha convertido, porque la han convertido, en meros lugares donde recoger a los hijos de padres y madres trabajadores durante el mayor tiempo posible para permitir la mal llamada conciliación laboral y familiar, pues lo de familiar sobra, con apenas dos horas de contacto paterno-materno/filial al día., dicha conciliación laboral y familiar la tienen aquellos países donde existe una racionalización de los horarios de los trabajadores y los alumnos.


 


En España, ARHOE, Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, trabaja para conseguir realmente dicha conciliación y así lograr la normalización con los horarios Europeos. Sus demandas distan mucho de ampliar días lectivos y horarios de los alumnos, de hecho entre sus demandas destacan: que se flexibilicen los horarios laborales en función del sector y las necesidades individuales de cada trabajador, que se asegure, al menos la presencia de uno de los padres, durante el periodo no escolar o que las jornadas escolares atiendan exclusivamente a los biorritmos y necesidades educativas del alumno como primer paso para lograr el éxito escolar, o que siempre se dé prioridad al interés superior del menor a la hora de acometer cualquier medida tendente a incrementar el número de horas que padres e hijos pasen juntos.


 


En los países vecinos la jornada escolar es de una semana libre por cada tres o cuatro de clase o bien un día libre de cada seis, con un mes de vacaciones estivales (generalmente), pero claro, Finlandia no es España y Educación es Educación y Política Social es Política Social.


 


 


Alguno dentro de España (no hay que ir a Finlandia) procura hacer las cosas con raciocinio como el Consejero de Educación Fomento y Empleo de Murcia que acaba de agrupar la Consejería de Educación y la de Formación y Empleo con frases tan claras como ciertas “Nosotros no terminamos de entender el maridaje del Ministerio entre Educación y Política Social. En Murcia, apostamos por unir Educación y formación para el empleo. Tenemos muy claro que educar es un concepto mucho más amplio que formar. Ahora bien, hay determinados momentos, como Bachillerato y Formación Profesional, donde está plenamente justificada la unión entre Educación y Empleo“, añadiendo que la FP es la solución al fracaso escolar.


 


Conciliación sí pero no a costa de la educación de nuestros hijos.

0

Los niños con lo niños, las niñas con las niñas.


Así cantaba Fernando Esteso por los setenta casi ochenta. El asunto es que se ha puesto de moda esto de volver a las clases diferenciadas por sexos. Hoy por hoy solo la idea de hacer alguna diferenciación entre sexos es motivo suficiente para ser quemado en la hoguera de la nueva inquisición que aún no siendo santa ni episcopal no difiere mucho de la Inquisición Romana de 1542 que pretendía mantener y defender la integridad de la fe, y examinar y proscribir los errores y falsas doctrinas.


 


Varias comunidades, entre ellas, Castilla-La Mancha, Andalucía, Cataluña, Asturias, Baleares, Cantabria y Galicia, han decidido retirar los conciertos educativos a aquellos centros concertados (en los públicos es inviable) que tengan la osadía de separar a los alumnos por sexo.


 

 

No estoy diciendo, ni en absoluto estoy de acuerdo, con la idea de crear centros con alumnos del mismo sexo, pero tal y como establece la LOE, la educación debe ser individualiza y querer establecer metodologías y currículum parejo a alumnos, chicos y chicas, obviando la edad madurativa de los mismos desaprovechando virtudes de unos y de otros en aras de un término políticamente correcto es un error. El término “igualdad” está demasiado manipulado por parte de ciertos sectores que imaginan ataques a su doctrina de fe y supervivencia personal y/o institucional. La verdadera igualdad radica en que ésta no sea noticia y que las personas sean consideradas por aspectos ajenos a su sexo y no al revés.


 

 

La educación debe ser mixta y nuestros alumnos aprender a convivir como personas y con personas de todo tipo, no solo con el sexo contrario, pero con alternativas de espacios, sin prejuicios ni estereotipos, con un currículo flexible que permita sacar el máximo de cada alumno y cada alumna, sin distinción de sexo pero atendiendo a las necesidades personales de cada uno, por capacidades, y si hay un mayor número de alumnas que de alumnos o viceversa no pasa absolutamente nada, ahí está la igualdad, no tener prejuicios o hacer diferenciación por razones de sexos.


 


Es necesaria una verdadera remodelación de nuestro sistema educativo que vaya más allá de citar con buenas palabras en una Ley  “atención individualizada” o “educación inclusiva”.


 


Para poder desarrollar en los centros una verdadera política de igualdad y desarrollar las capacidades individuales de cada alumno primero se necesita una plantilla amplia para que el docente pueda hacer efectiva dicha educación con no más de 14-15 alumnos como máximo, y no necesariamente aunque deseable, en espacios distintos, ya que podemos tener espacios con mas de un docente a la vez, que interactúen dentro de él.


 

Sobre los centros diferenciados un simple comentario que viene a tiempo, celebraré el día de la mujer cuando no haya necesidad de hacerlo.