SPANGLIS

juan-jimenez-ella-y-yo“Después de hacer running, iremos de shopping, ¿okey? Luego intentaremos pillar un vuelo lowcost en la agencia de viajes; y después nos cambiaremos de look en la pelu Dreamhair. Goodbye” te dijo por teléfono tu sobrina Mela en spanglis cuando la llamaste para preguntarle qué tenía pensado hacer ese día.Y tú, que eres castellana de prosapia, estuviste a punto de replicarle: “A ver, querida sobrina, primogénita de mi hermana Maricarmen, ¿por qué dices running en vez de correr; shopping en vez de ir de compras; okey en vez de deacuerdo; luwcost en vez de bajo costo; look en vez de imagen; goodbye en vez de adiós?”.

Porque te rechinan los tímpanos cada vez que lees u oyes esas palabras anglosajonas –existiendo sus equivalentes en castellano- mezcladas con la lengua de Cervantes.

¿Y el deporte? Parece que las palabras inglesas se han ensañado con el deporte español y están ganando por paliza a las castellanas. “Vamos a hacer running con nuestras trail running shoes”. ¡Qué in! Y ya no vale decir hacer gimnasia de mantenimiento, no, tiene que ser fitness, que queda más… ¿fashion? No, fashion no, que se usa más para la moda; pongamos cool. Eso sí, no llames a tu monitor entrenador, llámale personal trainer. Y si eres futbolista llámale mister. Y el basket ha derrotado en casa al baloncesto.

Cuando aprendiste a leer, hace más de cuarenta años, ya existían algunas palabras inglesas camufladas entre las castellanas: stop, parking, casting, single. Fueron las primeras palabras que te pusieron en contacto con el idioma inglés, que más tarde estudiarías, aunque no llegaste a aprenderlo como Shakespeare manda. Así pues siempre has preferido evitar entremezclar palabras inglesas y castellanas, porque crees que hacerlo es vulgarizar los dos idiomas; algo así como faltarles al respeto.

También el mundo del arte está siendo impregnado de spanglish. Últimamente muchos artistas españoles recurren al idioma inglés para dar el título a sus obras. Supones que van buscando un toque de “originalidad”.

Por eso sueles llevar un diccionario español-inglés a todas las exposiciones. Sobre todo a las de arte abstracto. Qué remedio.

Sobre Juan Jiménez Parra

Cáceres, 1962. Pintor y Escritor.