DEMOSTREMOS, DE VERDAD, QUE SOMOS EUROPEOS

 

RAJOY  SANCHEZ

El 20D ha dejado un Congreso más fragmentado que nunca, lo que trae como consecuencia que sea más complicada la formación de gobierno. Pero si mirásemos a nuestros vecinos europeos, llegaríamos a la conclusión de que los pactos de gobernabilidad es lo más normal del mundo, siempre que sean pactos de ganadores y no lo contrario, como ha sucedido en la querida Portugal (ya veremos cómo acaban).

¿Qué es lo más importante de afrontar en el momento y situación en que se encuentra España?. Pues si nos hacemos caso de las encuestas, el problema número 1 es el paro, lo cual está íntimamente relacionado con la situación económica, que, reconozcámoslo, lleva ya un año de clara, aunque insuficiente mejoría.

¿Y qué es lo que procede ante una situación de recuperación económica? Pues que se sienten los 2 grandes partidos y negocien hasta que lleguen a un acuerdo para toda la legislatura o al menos, hasta que el porcentaje del paro baje de los niveles escandalosos que todavía tenemos. Y esa negociación hay que llevarla a cabo con altura de miras, con patriotismo, si me apuras, pensando sólo en el bien de España, lo cual, por cierto, estoy seguro que, para los que piensan en clave política o partidista, también será agradecido por los ciudadanos que sabrán valorar que, por fín, esos partidos políticos hayan tomado las decisiones que benefician a todos los españoles y no sólo a una parte de ellos.

¿Y cúales serían los ejes de ese pacto de gobernabilidad? Pues en primer lugar las medidas económicas y ya que estamos, pongámonos de acuerdo, de una puñetera vez en los asuntos que nunca debieron ser competencia de las autonomías y que deben ser iguales para todos los españoles: la sanidad y la educación. Sí, me estoy refiriendo a firmar un gran pacto de consenso en educación y en sanidad que puedan suponer la tranquilidad para todos los colectivos que se ven sometidos a modificaciones y vaivenes cada vez que cambia el gobierno de turno (aunque bien es cierto que hasta ahora nunca habíamos tenido una ley de educación del PP, puesto que la que aprobó Aznar fue rápidamente derogada por el señor ZP). Y esto, aparte de conferir una estabilidad en asuntos de tanta importancia, sería reconocido por todos los españoles. Dejen atrás sus rencillas políticas y formen una gran coalición de gobierno basada en aquello que nos une, por lo menos hasta que la situación económica se estabilice (un par de años, por ejemplo).

¿Y quienes deben ser los protas de esta peli? Pues, en principio, es evidente que debemos dejar que lo intenten Mariano y Pedro, pero sin ningún tipo de complejos, si estos no lo consiguen (lo cual es bastante probable) yo optaría porque ambos dieran un paso atrás y fueran dos mujeres como Soraya y Susana las que sacaran a España  de este aprieto. Si en Alemania lo ha conseguido una mujer, aquí entiendo que también sería posible que esas dos dirigentes, con mucha experiencia política, sin una pesada mochila a sus espaldas (esperemos que Susana salga indemne de los ERES), fueran capaces de estar a la altura de las circunstancias y conseguir lo que la mayoría de españoles y la UE espera de nosotros.

Así que seamos europeos de verdad y demostremos ser capaces de anteponer los intereses generales a los personales o de partido. La única solución viable a la actual situación política es un PACTO PP-PSOE. Otro tipo de acuerdos a la portuguesa serían nefastos para nuestra economía que es, ahora, lo que más importa.

Por cierto, paralelamente a todo este proceso, el PP debería no ya renovarse, sino RE-FUN-DAR-SE, como ya dije hace tiempo. Eso significa nuevos Estatutos, nuevas personas y nuevo nombre. Pero de esto hablaremos otro día.

También puedes leer este artículo en: http://josecarlosbote.blogspot.com.es/

FELICES FIESTAS A TODOS Y (esta vez más que nunca) PRÓSPERO 2016

Sobre José Carlos Bote

José Carlos Bote, Secretario-Interventor, deportista aficionado y vecino de Cáceres.