Últimos Títulos
0

Un Gran Slam no se gana solo

Rafa Nadal ha ganado el US Open, su decimosexto título de Grand Slam. Son muchos los titulares que podría haber escogido la prensa tras su victoria, pero algunos medios han optado por entrecomillar sus palabras sobre la inconveniencia de celebrar el referéndum del 1-0.

Los redactores habrán elegido ese titular porque lo habitual es que un deportista de elite escurra el bulto en estos asuntos. Nadal, sin embargo, ha expresado abiertamente su deseo de que Cataluña siga perteneciendo al territorio español. Cabe suponer que a muchos aficionados del Barça les preocupa que la desconexión de España suponga también la desconexión de la Liga española, tal como ha asegurado una y otra vez su presidente, Javier Tebas. Y, sin embargo, callan.

Grand Slam

Tenista Rafa Nadal

Los independentistas, todo ardor revolucionario, airean sus deseos secenionistas a la primera de cambio; los constitucionalistas suelen ser más recatados. Es difícil quitarse de encima los complejos adquiridos durante mucho tiempo. Pero los independentistas, digo, están hechos de otra pasta: les gusta compaginar su vehemencia conquistadora con el victimismo. Se sienten cómodos en ese binomio. La ilegalidad de sus actos no es para ellos sino un ejercicio de romanticismo libertario.

En Cataluña gobierna una casta de políticos aún más mediocre que la del resto del país, y ya es decir. Ahora pretenden vendernos que con su desobediencia imitan a Rosa Parker, la mujer de raza negra que cierto día se negó a levantarse  del asiento del autobús reservado a los blancos. La idea, por abstrusa que parezca, ya ha colado en ciertas mentes.

Rajoy ha dicho que sabe lo que ha de hacer. Me alegro, pero está por ver si don Mariano decide finalmente subir a la red para ganar el partido o si hará como siempre: despejar desde el fondo de la pista las pelotas fáciles. Y así, claro, no se ganan los Grand Slams. Rajoy debería aprender de Nadal y sudar la camiseta.

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo. Edita el blog Narrativa Breve, todo un referente para amantes de relatos cortos para adultos y cuentos infantiles.

(Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 13 de septiembre de 2017).

0

Hoy comemos con: Francisco Rodríguez Criado

entrevista-hoy-comemos-con-1

© Fotografía: Francis Villega, El Periódico Extremadura

 

El pasado domingo, 27-3-2016, salió publicada en este diario la entrevista a doble página que me hizo Miguel Ángel Muñoz para la sección “Hoy comemos con”, que se publica cada domingo.

Podéis leerla aquí.

0

El hijo sano

Muchos nos hemos preguntado en alguna ocasión qué tal evoluciona Kike, el hijo de Bertín Osborne que nació con una grave lesión cerebral. Sabemos por los medios de comunicación que ha aprendido a leer siguiendo un método americano, que se comunica bien con las personas de su entorno y que está comenzando a caminar con la ayuda de un andador. A poco que alguien investigue, accederá a más detalles sobre el afán de superación de este niño de nueve años que progresa lenta pero adecuadamente. De quien tenemos menos datos es de su hermano menor Carlos, quien cierto día, afligido por lo sesgado del interés mediático, le dijo a su padre: “Papá, recuérdale a la gente que tienes otro hijo”.

Es el estigma del hijo sano. Es el estigma de crecer fuerte y saludable junto a un hermano frágil a quien se cuida 24 horas al día con esmero clínico. Es el estigma de haber nacido en una familia donde las necesidades del hermano frágil le restan énfasis a la buena marcha de quien ha venido al mundo sin problemas. Es, lo diré ya, la discriminación positiva familiar.

Supongo que el hermano de Kike, y también otros chicos que están en su situación, comprenden. Comprenden que los desvelos, unas veces justificados y otras excesivos, hacia el más necesitado de la familia no son ni mucho menos un menosprecio hacia su persona y que la sobreprotección a un hijo frágil no implica la desprotección del sano.

Expreso mi solidaridad con estos hijos sanos con hermanos frágiles cuyos padres ven sus progresos (gatear, caminar o controlar el esfínter) como la consecuencia lógica de tener buena salud. Al convivir con un hermano especial desde la más tierna infancia, estos hijos normales desarrollan una madurez y una inteligencia superior y suelen ser muy responsables.

El padre quiere tanto al hijo sano tanto como al frágil, pero aun así no podrá evitar la sensación de tener una deuda impagable con el primero.

Francisco Rodríguez Criado

(Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 3 de marzo de 2016).

Etiquetas: ,
0

Oficios perdidos de Extremadura

Oficios perdidos de Extremadura

Oficios perdidos de Extremadura, de Francisco Rodríguez Criado

Oficios perdidos de Extremadura (Editora Regional de Extremadura, 2013)

He publicado un nuevo libro en colaboración con dos excelentes fotógrafos: Rosa Isabel Vázquez y José Antonio Fernández. Oficios perdidos de Extremadura, pues así se llama la criatura, es un reportaje novelado en el que doy voz a un colectivo al que los tiempos modernos están castigando duramente: los artesanos extremeños, hoy día en vías de extinción.

Tenéis aquí toda la información.

0

La mala salud de hierro del microrrelato

La mala salud de hierro del microrrelato (incluye diez posibles semi-recetas)

Francisco Rodríguez Criado

 

1. El peligro de premiar o elogiar microrrelatos “flojos” (valga el eufemismo) en certámenes literarios o en la prensa no se circunscribe solo al microrrelato. Cualquier lector avezado está harto de leer relatos de mayor extensión y también novelas que han sido premiados injustificadamente por un jurado no especializado. (El caso se agrava cuando el jurado es presuntamente especializado).

2. En los últimos años se han escrito toneladas de microrrelatos de escasa calidad. Esto no es preocupante, sino más bien todo lo contrario. Se necesitan millones de argentinos que jueguen al fútbol para parir un Maradona o un Messi. También se han escrito millones de malos poemas (la mala poesía existe desde que existe la buena poesía, o incluso antes), y pese a todo el género de la poesía ha sobrevivido hasta nuestros días. El problema es cuando uno no sabe distinguir los malos poemas de los buenos, o ya que estamos en materia: los malos microrrelatos de los buenos.

3. Un error sintáctico–gramatical en una novela de 300 páginas puede pasar inadvertido. Descuidos de este tipo son “avistados” con lupa de gran aumento cuando se trata de un microrrelato. Si tu punto débil es la gramática, reza para que también sea el punto débil de tus lectores.

4. Hay más similitud entre el microrrelato y la poesía que entre el relato y la novela, género que por lo general descuida elementos del microrrelato como la intensidad o la síntesis argumental.

5. Los autores, editores y lectores hacen muy mal en vender -por activa o por pasiva- el microrrelato como un género con poco recorrido. La teoría de estas personas –creen que así defienden el género– es que leer muchos microrrelatos seguidos puede aburrir, que lo aconsejable es leer cuatro o cinco y a continuación alternarlo con otras lecturas. Me opongo enérgicamente a esta idea negligente. El mensaje que se envía al lector es que se trata de un género menor, insustancial, un mero pasatiempo. Debemos aprender de los poetas, los novelistas, los ensayistas o los autores de teatro. Todos ellos aspiran a que sus libros sean leídos enteros, de principio a fin. Sigo sin comprender por qué el microrrelato merece menos respeto y atención que otros géneros. Lo preocupante es que sean precisamente los más interesados quienes envíen este mensaje a los lectores. Si no conseguimos cautivar a los lectores más allá de los cuatro o cinco asaltos, a lo mejor sería mejor que nos dedicáramos a otros asuntos igual de improductivos, como, por ejemplo, la localización de dinosaurios.

6. Hablando de estos animalitos, “El dinosaurio“, de Augusto Monterroso, no es el microrrelato más breve del mundo, como se dice tantas veces, aunque posiblemente sea el más popular. En mi opinión es un microrrelato sobrevalorado que no hubiera tenido la menor difusión si llevara la firma de un desconocido. El mejor valor -yo diría que el único- de “El microrrelato” no es el texto en sí, sino el atrevimiento de Monterroso al publicarlo como tal.   Cualquier fábula del gran Monterroso merece mejor trato que el citado microrrelato. Además, ha hecho daño al género, porque algunos identifican el género con el dichoso bichejo y su circunstancia. Yo aconsejaría a estas personas (entre ellas a Javier Marías) que leyeran las obras completas de Monterroso y que dejaran el dinosaurio para el final.

7. Decía antes que últimamente se han escrito toneladas de microrrelatos de escasa calidad. Quedémonos con lo bueno: son también toneladas de personas las que han encontrado una vía de escape en el acto de escribir minificciones. Sigo pensando que escribir con intención creativa es en sí misma una buena terapia psicológica. (Por ser positivo, vaya).

8. Los organizadores de concursos deberían tener en cuenta que una narración de medio folio o incluso un folio sigue siendo un microrrelato (siempre y cuando, claro, mantenga los elementos característicos del género). Hay vida para el microrrelato más allá de los 140 caracteres, una extensión que, por su precariedad, se presta más a la banalidad que otros textos más extensos. (La enjundia necesita cierto espacio).

9. El microrrelato se está desangrando en la mesa de operaciones, no por defecto -como ocurría antes- sino por exceso de transfusiones de sangre. Se están organizando demasiados concursos promovidos por personas que desconocen cómo funciona este género. Concursos que a su vez reciben las aportaciones de centenares de personas que también desconocen el género (no todas, claro). Al premiar “microrrelatos terapéuticos” -la etiqueta es mía-, a menudo de escasa calidad, se está fomentando un microrrelato canónico equivocado. Premiar la banalización implica impulsarla.

10. ¿Qué debería leer una persona que quiere enfrentarse dignamente al género del microrrelato? Esta es mi opinión: debería leer ensayo, novela, teatro, prensa, la Biblia, manuales de gramática, columnas y notas de prensa, cómics, los manuales de electrodomésticos, grafitis (o “grafitos”, como prefiere el DRAE), lemas de manifestaciones, blogs, libros sobre aritmética, libros sobre mitología, libros sobre geografía, libros sobre el origen del mundo, libros sobre el lince ibérico, libros teológicos, libros de recetas de cocina, libros sobre bricolage, leer el parte meteorológico, libros sobre perros, la guía telefónica, leer NarrativaBreve.com y otros blogs similares, los discursos de Obama y los que ya no volverá a pronunciar George Bush. Libros sobre la esclavitud, sobre el imperio de Roma, sobre Enrique VIII y sobre el reciclaje de basura. Habría que leer centenares de libros (¿por qué no miles?). Y luego, si uno tiene tiempo libre, leer a Monterroso, Denevi, Mrozek, Kafka, Borges, Cortázar y otros autores indispensables. Después de esta “machada” no parece imposible del todo superar la mala influencia que suele ocasionar de la lectura de “El dinosaurio”.

 

Francisco es escritor y profesor de talleres literarios. Algunos de sus microrrelatos han sido publicados en las mejores antologías del género.

 

0

Nuevo libro digital en Amazon: Siete minutos

siete minutos
Siete minutos. Libro digital de Francisco Rodríguez Criado (Amazon, 2012). A la venta en Amazon

 

La publicación de Siete minutos (2003) en La Bolsa de Pipas, en su colección La Guantera, dirigida por el escritor Román Piña, me supuso una pequeña gran alegría. Era la primera vez que publicaba fuera de Extremadura, circunstancia que me facilitó la posibilidad de que nuevos lectores, lectores de fuera de mi región natal, pudieran leer e interesarse -en mayor o menor medida- por mis cuentos breves. El libro tuvo una acogida más que aceptable, con reseñas en Babelia (El País), Abc CulturalEl Mundo (en su edición balear), EL PERIÓDICO Extremadura Diario HOY y en otras muchas publicaciones literarias.

Releer Siete minutos me ha supuesto un viaje emocional al pasado, que arranca, de algún modo, con el atentado de las Torres Gemelas, ocurrido horas antes de que yo comprara el piso al que me fui a vivir y en el que escribí la mayoría de las historias incluidas entre sus páginas. 

Bien, pues ese libro ya está en Amazon. Aprovechando que después de nueve años, Siete minutos había quedado libre de cualquier atadura contractual, lo he publicado por mi cuenta en Amazon. Siete minutos, en versión digital Kindle, está disponible desde hoy al módico precio precio de 2,68 euros. He mantenido la portada que generosamente ilustró para la edición en papel mi amigo Fermín Solís, uno de los mejores dibujantes de cómics del país.

Os dejo algunos datos del libro, por si estáis interesados en él. Os recuerdo de paso que también están disponibles en Amazon mis obras de teatro Trenes para María y Una casa bien iluminada.

[Leer el microrrelato “Mendel, de la calle Market”, incluido en Siete minutos]

Descripción del producto

“Francisco Rodríguez Criado (Cáceres, 1967) reúne en este volumen treinta relatos redondos, algunos de ellos muy breves, llenos de buen humor y desenfado, y bendecidos por una mirada de original tono poético. Tras Sopa de pescado (Editora Regional de Extremadura, 2011), esta nueva entrega lo revela como un maestro del género”.

(Contraportada de la primera edición, en papel, Palma de Mallorca, 2003).


Detalles del producto

  • Formato: Versión Kindle
  • Tamaño del archivo: 281 KB
  • Editor: Francisco Rodríguez Criado; Edición: 2 (16 de diciembre de 2012)
  • Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
  • Idioma: Español
  • ASIN: B00APOVNX4

 

“Éste es un libro de calidad muy desigual. Contiene 30 narraciones que caben en sus ciento sesenta páginas de formato pequeño porque bastantes de ellos son microrrelatos. El autor trata temas muy habituales en la literatura joven de hoy: historias urbanas de gente desencantada, rupturas sentimentales y dificultades para reordenar la existencia, conflictos alrededor del sexo, la bebida y problemas de incomunicación. Bastantes de estos relatos pecan de superficialidad, pero dentro del heterogéneo conjunto se hallan piezas destacables incluso algunas perlas. De entre el nivel aceptable de los microrrelatos cabe destacar dos, dignos de aparecer en las antologías de este género: Piso amueblado y Un largo viaje. El primero es genial, se refiere a una chica que pone un anuncio para compartir piso y trata del dolor de la ausencia y del significado de las palabras. El segundo es una amarga historia, insondable y poética, que esboza los ocultos motivos que mueven a los hombres a actuar. Entre los cuentos destacaría cuatro: Paredes verdes, Radiografías, Siete minutos y Los grifos que manan, que es el mejor. En él, un narrador cuenta las dificultades de un amigo concentradas en problemas domésticos sobre el funcionamiento de las conducciones de agua y los grifos, motivo muy literario. La narración gira después hacia el propio narrador, un escritor fracasado, y se manifiestan aspectos poco favorables, incluso sórdidos de su vida. El autor mantiene un delicado equilibrio, bien resuelto en el desenlace, entre las dos vertientes. Además, aparecen unas reflexiones metaliterarias sobre la confección del propio texto muy pertinentes”.

Luis LatorrasBabelia (El País) 8/05/04

“Ingenio a raudales hay en los relatos de Rodríguez Criado; ingenio y buen hacer{…} No se puede decir más con menos”. Antonio Fontana (Cultural Abc).

“El relato será perfecto o no será. Y los relatos de Siete minutos lo son. Vaya si lo son”. (Eloy M. Cebrián).

“Francisco Rodríguez nos deja en estas páginas un espléndido ramillete de cuentos donde rebosa el humor cínico, el ingenio y la voluntad por sorprender al lector”. (Diego Prado, diario El Mundo).

“Francisco Rodríguez (Cáceres, 1967) reúne en este volumen treinta relatos redondos, algunos de ellos muy breves, llenos de buen humor y desenfado, y bendecidos por una mirada de original tono poético (Román Piña).

“En este libro no suceden cosas excepcionales sino que a veces las cosas de la vida se vuelven excepcionales, con ese punto de absurdo que las hace ambiguas” (Liborio BarreraEl Periódico Extremadura).

“Francisco Rodríguez regresa a la actualidad literaria con el lanzamiento de Siete minutos, donde recopila 30 relatos en los que vuelve a hacer de la claridad la máxima de su escritura” (Claudio Mateos, diario Hoy).

” […]Pero quizá sea Francisco Rodríguez Criado quien nos proporciona el conjunto de piezas más conseguidas. Su poética, sin embargo, no es tal, sino un mero anecdotario personal. “Al despertar” se ocupa de una relación de pareja que se ha acabado, pero que, pese a todo, al darse cuenta de que su vida había sido un sueño, desean “ser soñados” de nuevo, con lo que viene a decirnos que es mejor vivir, aunque sea mal avenidos. En “Billetes” se nos anuncia que el Paraíso no es mejor que la tierra, puesto que “las calles también están sucias, y hay cientos de vagabundos que se arrastran por ellas, muertos en cada esquina, alguien que dispara misiles tierra-aire…” (p. 92), y que soñar no lleva a ninguna parte. “El héroe de Aldea Moret”, una de las mejores piezas de este autor, es un microrrelato en forma de recuerdo infantil, sobre las relaciones de un chico, lector de Julio Verne, con su padre, que era minero. En “El mito del harakiri”, tras una introducción general sobre el suicidio, se cuenta la escasa fortuna de Gandía, cuyos amigos, haciendo leña del árbol caído, deseaban que les diera una lección práctica sobre el suicidio, dada su desgraciada existencia. “La ira de Zeus” es un microrrelato humorístico en el que el narrador, cronista de la Grecia moderna, y habitual contertulio del mujeriego Zeus, acaba siendo castigado por el dios, quien lo deja manco, tras acostarse con su hija Elena. En “La mano de Zeus”, una familia pobre intenta paliar su condición ganando un concurso de relatos breves en la radio, aunque ni siquiera la ayuda del altísimo, de ahí el título, quien concluye la narración que la familia ha escrito, resultará suficiente para obtener el premio. Quizá uno de los más afortunados sea “La verdad sobre la metamorfosis”, en el que se desvela por qué Kafka le pidió a Max Brod que destruyera su obra.
“La voz de Marcela” puede definirse como un microrrelato de amor y humor, puesto que nos cuenta los trastornos que trae consigo la recuperación de un antiguo amor, como ocurre en la pieza de Luis Mateo Díez titulada “Amores”. En “Ladridos” un hombre ve las pesadillas de su mujer, en las que aparece en peligro, por lo que decide huir de su lado, aunque no se atreve a confesárselo. “Mendel, de la calle Marquet” es una pieza con sorpresa final, en la que el narrador juega con el tópico del pintor maldito, en este caso se vale del caso de Van Gogh. “Muertos en vida” adopta la forma de la carta, para contarnos cómo unos idealistas acaban convirtiéndose en simples cotillas. De sueños imposibles trata “Una excusa para viajar a París”, algunos lo son por ya realizados y otros por fabulescos. El título, “Últimas palabras”, no se refiere, en esta ocasión, a las del reo que va a ser ajusticiado, como es habitual, sino a las de su verdugo, Amid, quien le cuenta al condenado sus problemas y se lamenta, tras cortarle el cuello, de haber perdido a su interlocutor, mientras este lo escucha atentamente y sonríe (Fernando VallsSoplando vidrio y otros estudios sobre el microrrelato español).

Etiquetas:
0

Mis obras de teatro ya están a la venta en Amazon

Trenes para María (teatro), de Francisco Rodríguez Criado (Amazon, 2012)

Estoy trabajando en varios proyectos literarios, de los que os iré informando en el blog, por si fueran de vuestro interés. Dos de ellos acaban de ver la luz en Amazon: las obras de teatro Trenes para María y Una casa bien iluminada, inéditas hasta la fecha. Amazon ya tenía a la venta otros libros míos en papel, Un elefante en Harrods y Sopa de pescado, publicados por las editoriales extremeñas De la Luna Libros y La Editora Regional de Extremadura respectivamente. Trenes para María y Una casa bien iluminada son libros digitales que yo he mismo he publicado en Amazon, por mi cuenta. Un proyecto para mí completamente nuevo que encaro con cierta ilusión.

Os dejo la sinopsis y la ficha técnica de estas dos obras de teatro, por si estáis interesados en adquirirlas. El precio, creo, no será un gran problema:  2,68 euros cada uno (2,99 dólares).

Sigue leyendo »

0

Inscríbete en el nuevo taller de microrrelatos (online)

Cartel del V Taller de Escritura Creativa "La Literatura en un Folio"

Ya está abierto el plazo de inscripción del V Taller de Escritura Creativa “La Literatura en un Folio” (online), que voy a impartir a partir del 12 de septiembre de 2012.  Se trata un taller de microrrelatos (y algo más), intensivo (seis clases, una por semana), a un precio más que razonable: 90 euros el curso completo.

Este curso (breve, como el género que trata) pretende ser una aproximación al microrrelato y a la corrección de estilo. Cada miembro del taller está invitado a escribir uno o dos textos por sesión, que el profesor corregirá de manera personalizada. (El envío de los textos corregidos se hace por email).

Los interesados pueden inscribirse escribiéndome a ciconia1@gmail.com

Sigue leyendo »

0

Bandoleros

BANDOLEROS

Francisco Rodríguez Criado

En España hay tanto de todo que nadie puede colgarse la etiqueta de imprescindible: tenemos recambio incluso para los bandoleros. La prensa recogía en un mismo día la noticia de la muerte de Sancho Gracia (el actor que diera vida al famoso bandolero Curro Jiménez) a la vez que encumbraba al que está llamado a convertirse en su sustituto, Juan Manuel Sánchez Gordillo, que entre asalto y asalto a centros comerciales desempeña su labor como alcalde de Marinaleda y como diputado de Izquierda Unida.Siguiendo la estela romántica de Robin Hood, Gordillo dice que ha robado para dárselo a los pobres. Pero entre los pobres se cuentan varias ONGs que han desestimado su ayuda, porque, afirman, no quieren alimentos robados.

Los guionistas de la serie televisiva de Curro Jiménez se las apañaban con peculiar destreza narrativa para sacarle lustre a la figura de ese bandido a su pesar que dominaba con simpatía la serranía andaluza. Pero la vida real es cruel y los políticos que se lanzan a interpretar el papel de bandoleros no quedan bien parados cuando no tienen un buen guionista que los escriba.

 Gordillo se defiende atacando a Botín, a los bancos, al sistema, a la crisis y al lucero del alba. El alcalde de Marinaleda es un bandolero moderno que roba a pecho descubierto, sin antifaz, sin pistolas, sin más armas que las buenas intenciones. Pero no por esto deja de ser menos culpable. Si se incendia la mecha de los saqueos de los bienes ajenos, acabaremos todos por echarnos al monte. ¿Y quién perseguirá a los bandoleros si quienes deben hacer cumplir la ley andan igualmente de saqueo con sus aguerridos compinches?

 

(Artículo publicado en la contraportada de El Periódico Extremadura el miércoles,  15 de agosto de 2012).

LEER OTROS TEXTAMENTOS

 Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo. Mi querido Dostoievski es su última novela.

0

Golear en tiempos revueltos

Rajoy anima a la Selección Española en los días previos al inicio de la Eurocopa 2012

 

Rajoy les ha pedido a los jugadores de la Selección Española que regresen de la Eurocopa 2012 con un triunfo, porque ello proporcionaría un subidón de moral que haría felices a mucha gente. Las palabras son suyas: subidón, moral, felices, gente. Yo nunca he sido partidario de adjudicarme los éxitos de un equipo deportivo de elite, entre otros motivos porque tampoco me adjudico sus fracasos. Pero no es la digestión de las victorias ajenas como propias lo que me preocupa ni ocupa hoy, sino que sea el gobierno quien nos ponga en bandeja semejante placebo. Ahora resulta que ha de ser un equipo de futbolistas quien levante la moral de los españoles. Si en épocas pasadas este discurso por parte de un presidente del gobierno en días previos al acontecimiento deportivo de turno sonaba a populismo y a aficionado ad hoc, hoy parece una clara petición para que nos acojamos a las consabidas bondades del pan y el circo.

Deseosos de salir del zulo existencial y económico en que nos encontramos, algunos habíamos puesto obligadas esperanzas en Montoro, de Guindos, Báñez… Ahora nos enteramos de que deberíamos haberlas depositado en Torres, Xavi, Iniesta y compañía, que son los únicos, al parecer, que pueden repartir felicidad y goles en tiempos revueltos.

La gran ventaja del fútbol es que el aficionado consigue –con un poco de suerte– olvidar sus problemas durante hora y media. Pero no estamos ahora para olvidar sino para solucionar. Don Mariano debe ponerse las pilas y sacar a este país del zulo, o bien  traspasar el poder a Vicente del Bosque, ese genio singular que siempre habla en primera persona del plural.

(Artículo publicado en la contraportada de El Periódico Extremadura el miércoles, 7 de junio de 2012).

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo. Mi querido Dostoievski es su última novela.